La Gasolina del Hambre

En Guatemala en los últimos 3 años se ha duplicado el precio del maíz, alimento básico en la dieta, así como en la alimentación de los animales, convirtiendo una tortilla de maíz en casi un artículo de lujo.

Aparte de la creciente subida de los precios internacionales del grano básico, Guatemala está siendo golpeada brutalmente por la desviación de su producción y uso de tierras a la producción de agrocombustibles.

Las recientes leyes de Europa y EEUU, que exigen el uso creciente de agrocombustibles en GUATElos coches están teniendo en Guatemala las consecuencias del “efecto mariposa”.

El derecho a la alimentación de millones de personas se enfrenta a una evidencia esgrimida por los economistas europeos y americanos, que aseguran que la tierra, es más rentable si es utilizada para la producción de combustible para vehículos que al cultivo de alimentos. Pero ¿rentable para quién? Desde luego no para miles de agricultores que se han quedado sin tierra donde cultivar.

El ochenta por ciento de las tierras productivas de Guatemala están en manos de apenas cinco por ciento de sus habitantes, mientras 80 por ciento de la población rural, equivalente a 61 por ciento de la total, es pobre y la mayoría indígena, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En un mundo globalizado, la expansión de la industria de los agrocombustibles ha generado  alzas en los precios de los alimentos y la escasez de tierra para la alimentación. Pero posiblemente en ningún lugar del mundo la situación es peor que en Guatemala,  que sufre la presión de las dos orillas del atlántico rico, tanto en sus campos como en sus mercados. Los efectos de esta presión imposible no son abstractos, el 50 por ciento de los niños del país sufren desnutrición crónica, la cuarta tasa más alta del mundo, según Naciones Unidas.

A pesar de estos datos la Comisión de la UE  sigue manteniendo  la normativa que fija como objetivo que en 2020 los combustibles de transporte en Europa tendrán que contener un 10 por ciento de agrocombustibles.

¿No deberíamos decir algo los ciudadanos y consumidores europeos? ¿ Estamos de acuerdo en que se condene de hambre a miles de guatemaltecos/as? ¿De verdad nos representan?.

 

Javier Guzmán

Director de VSF Justicia Alimentaria Global

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s